HISTORIAS COTIDIANAS

¿De verdad eso es violencia?

Entorno a la violencia existen muchos mitos que a veces no dejan identificarla ni ver lo grave que puede llegar a ser; a través de ideas, frases o dichos, se normaliza o se piensa que le ocurre a solo un tipo de personas, por ejemplo, las que consumen alcohol o drogas o aquellas que frecuentan ciertos lugares en horas nocturnas.

¿Quieres conocer algunos mitos? Veamos el siguiente cuadro:

MITO

REALIDAD

“Sé que me ama mucho porque me cela y me cuida, siempre quiere saber qué hago, en dónde y con quién estoy”.

En una relación el cuidado puede ser una expresión del amor que sentimos por la otra persona pero ese cuidado es peligroso si se convierte en control o falta de privacidad. Actitudes como las mencionadas pueden desencadenar conductas violentas.

El alcohol o las drogas, hacen que las personas sean violentas.

El consumo de alcohol o drogas por sí solo no desencadena conductas violentas porque la violencia depende de muchos factores, no solo de uno, como por ejemplo el lugar en donde creces, el contexto, las habilidades sociales, el manejo de las emociones, etc.

“Siempre he tenido carácter fuerte, así soy, me hacen explotar”.

La violencia es el resultado del mal o nulo manejo de nuestras emociones ante un conflicto o problema. La violencia no es natural, se aprende y también se puede desaprender. Nadie nace siendo violenta o violento.

Sólo los hombres ejercen violencia.

Falso, todas y todos ejercemos y sufrimos en algún momento, en mayor o menor medida, las violencias. Si bien las mujeres han estado expuestas a mayores tipos de violencia, también pueden ser quienes la ejerzan.

“Le grito y le pego a mi hija o hijo pero es por su bien, lo estoy educando”.

Pegar y gritarles reiteradamente a niñas, niños y adolescentes, es más un método disciplinario que un método que contribuya a su educación ya que ejercer cualquier tipo de violencia contra ellas y ellos puede dejarles marcas graves que cargarán toda su vida.

La violencia sólo se da en contextos de pobreza.

La violencia se manifiesta en cualquier lugar, no importa el nivel socioeconómico.

“Nada más me grita, pero jamás me ha pegado, es que tiene el carácter fuerte”.

Los gritos y humillaciones también son manifestaciones de violencia y estás pueden escalar a golpes u otros abusos.

“Pues le ha de gustar la mala vida, porque aunque le peguen siempre regresa”.

Falso. Salir de una situación en donde se vive violencia puede ser muy difícil, ya sea por miedo, vergüenza o por no contar con oportunidades.

Si tú conoces algún otro mito sobre la violencia, compártelo con nosotros en nuestras redes sociales, queremos escucharte.

Last modified: octubre 24, 2019